Consejos para obtener las mejores flores de cannabis

El proceso de floración depende del fotoperíodo, la relación entre las horas de luz y oscuridad que reciben las plantas. El crecimiento vegetativo se da en los meses en que las horas de luz superan en cantidad a las horas de oscuridad, principalmente durante la primavera.

El proceso de floración comienza con la reducción natural de las horas de luz, a mediados del verano y la llegada del otoño. La floración depende de la producción de una hormona que se presenta cuando las horas de oscuridad son suficientes, por eso si se interrumpe por un tiempo prolongado, dicha hormona deja de producirse y las plantas detienen su floración para volver a crecer.

Comienza con la aparición de algunos cálices con sus pistilos blancos bien erguidos, que son apenas las primeras flores que de a poco irán formando el cogollo. Luego estos cálices se hacen más visibles y abundantes.

En mitad de la floración, la producción de nuevos cálices con sus respectivos pistilos irá decreciendo, hasta que ya no se produzcan nuevas flores. Los pistilos existentes comienzan a oxidarse y los cálices se van hinchando simulando estar fecundados. El punto de corte se aproxima.

Las variedades más sativas suelen tener periodos mucho más largos que las variedades índicas, y los híbridos suelen estar en el medio, rondando los 60 días.

Durante la floración es conveniente remover las hojas viejas o enfermas de la planta, pero no hay que quitarle hojas sanas, ya que solo va a restarle recursos para generar la mayor cantidad de flores saludables. La planta se alimenta principalmente a partir de la fotosíntesis, los nutrientes que agreguemos apenas suma unos componentes.

La floración puede durar desde 45 días hasta 120 o más en las sativas más extremas. En cuanto a la nutrición y a los requerimientos ambientales, hay ciertas características específicas de cada genética que debemos considerar.

Las variedades de predominancia índica, tienen menor requerimiento de nutrientes. Si reciben un trasplante con buen sustrato al comienzo de la floración, van a poder terminarla sin ninguna necesidad de abonos. El consumo de nutrientes es bastante similar tanto en el comienzo como en el desarrollo de la floración. Es importante no abusar con el nitrógeno, ya que son plantas susceptibles a la sobre-fertilización.

Las de predominancia sativa consumen más nutrientes que las índicas por ser de gran tamaño, necesitarán un contenedor mas grande o crecer en suelo directo. Emplean bastante nitrógeno tanto en vegeta como en floración.

Los híbridos son los que consumen más nutrientes. Tienen un gran tamaño y velocidad de desarrollo, así como un gran requerimiento nutricional. Es fundamental realizar un trasplante antes de comenzar la floración al triple de la maceta en la que están y puede ser necesario un posterior abonado.

Abonos para floración

Guano de murciélago:

Es un fertilizante oránico bastante concentrado. Lo importante es tener la información de la concentración, ya que puede tener mucho nitrógeno y se corre el riesgo de sobre fertilizar. Es elegido para la floración porque, además, tiene un alto contenido de fósforo y potasio.

Humus de lombriz:

Es muy completo en cuanto a nutrientes. Se puede agregar tanto al sustrato o como al agua de riego. A diferencia de lo que se cree, no sólo aporta nitrógeno: agrega una gran cantidad de ácidos húmicos y fúlvicos que favorecen la absorción de los nutrientes que se encuentran en el suelo. Este abono es multipropósito, no sólo abona sino que mejora notablemente la salud de suelo y de la microvida que hay en él.

Harina de pescado:

Es el fertilizante más completo. Tiene un alto contenido de fósforo y potasio, además de aportar una buena dosis de nitrógeno. Posee todos los macro y micronutrientes necesarios para el desarrollo saludable de las plantas. Como todas las harinas es acumulativa y de liberación lenta, por lo que es importante no sobre fertilizar, ya que el lavado se haría imposible. Su utilización en fase vegetativa y floración es una buena opción.

Harina de sangre

Es una de las harinas que mayor contenido de nitrógeno tiene. Es muy buena para agreagarla en el sustrato para el comienzo de la floración, pero no para cuando está avanzada. Es de liberación lenta y acumulativa. Posee también el resto de los macro y micronutrientes, pero principalmente se la asocia con el nitrógeno. Combinarla con la harina de hueso también es una buen opción para mejorar el nivel de nitrógeno en la fertilización.

Melaza

Es un fertilizante líquido muy utilizado en floración, obtenida de las cañas de azúcar. Es una buena herramienta para la nutrición de las plantas cuando no se puede agregar un fertilizante sólido como las harinas. Es muy completa tanto en macro como  en micronutrientes. El contenido de nitrógeno es alto, por eso es importante no abusar. El abuso de la melaza no sólo sobrefertiliza, sino que puede generar un ambiente propicio para que se desarrollen hongos en el suelo.

Harina de hueso

Como todos las harinas, es un fertilizante de liberación lenta. Principalmente aporta fósforo y potasio, aunque también, dependiendo de la calidad, puede tener abundante nitrógeno. Es importante no excederse y no utilizarla frecuentemente sobre una misma planta porque es acumulativa.

Agroquímicos

Al utilizar agroquímicos comerciales es muy importatne tener cuidado de no exceder las cantidades indicadas. Utilizar la mitad de lo que se indica nos asegura no sobre fertilizar. Si son de aplicación foliar, probar primero en una parte de la planta.

Nutriente Grow&Bloom All-in One

Es un nutriente altamente concentrado de sales minerales, totalmente natural, especialmente formulado para cultivos medicinales. Combina todos los micro y macro elementos en un único producto. Sus nanocápsulas aportan los 13 elementos que requieren las plantas durante su ciclo completo de crecimiento y floración. Estos elementos constituyen las enzimas y coenzimas que aceleran las reacciones metabólicas para el crecimiento de raíces, tallo y follaje.
Además, su formulación promueve la floración intensa y la formación de frutos aromáticos y de excelente sabor, así como la producción de aceites esenciales.

Algunos de sus beneficios son:

-Produce flores de gran tamaño, pesadas y compactas de aroma y sabor intensos

-Rapidez de reacción

-Estimula el sistema inmune contra plagas y hongos

Distribuir las pastillas homogéneamente en la maceta y luego regar. No vas a necesitar agregar ningún fertilizante durante todo el ciclo de cultivo.

Trichodermas y Micorrizas

Incorporarlas al cultivo es un plus muy interesante que ayudan a la incorporación de nutrientes y la generación de un sistema radicular sano.

Trichodermas Nostress es un antifunguico natural y fijador de nitrógeno. Genera un sistema radicular sano. Protege raíz tallo y hojas de enfermedades causadas por hongos.
Las trichodermas es un género de hongos de la división Ascomyceto que están presentes en la mayoría de suelos cultivables del mundo. Estos hongos son oportunistas. Es decir, generan relaciones con las raíces de las plantas para obtener un beneficio propio, a cambio de devolver un efecto positivo a la planta. Las trichodermas tienen su uso principal basado en la protección de la planta frente al ataque de hongos. Esto es así porque las trichodermas son hongos que se alimentan de otros hongos.

Micorrizas NostressEl uso de micorrizas en el cultivo es una poderosa herramienta que contribuye a mejorar la salud de la planta y, por tanto, su rendimiento. Hongos beneficiosos que aportan a tu cultivo:

1-Favorece la asimilación de los nutrientes

2-Aumenta la resistencia de la planta a la sequía

3-Protege a la planta de patógenos que pueden dañarla

4-Mejora la estructura del suelo y retiene las reservas de carbono

5-Evita el crecimiento de otros vegetales

Riego

* Las plantas necesitan el riego, tanto que considerarlo con exactitud es vital para lograr que se desarrollen de la mejor manera posible. Un buen riego va a determinar la salud de la planta, esto no sólo equivale a una buena producción, sino también a una planta libre de plagas, más equipada para defenderse de los depredadores que puedan invadirla, en especial durante la floración.

* En floración la absorción de humedad es mayor debido al aumento en la producción de flores y el engorde de los cogollos. Se calcula que consume tres veces más agua que durante su fase de crecimiento.

*El principal error que se comete es regar la planta todos los días. El riego debería ser abundante, pero espaciado. Lo ideal es que el sustrato pueda retener el agua por al menos dos días o más. Así evitamos arrastrar nutrientes necesarios.

* En cuanto a  la cantidad, algunos excesos no son un problema, siempre y cuando respetemos los días entre riego y riego. Es importante hacerlo con alguna regadera, en forma de lluvia o con un pico, para evitar deteriorar la superficie del sustrato.

*El uso de mulching en el sustrato, como la viruta de madera o paja de trigo, evita que se compacte y conserve su humedad. También es importante el uso de platos bajo la maceta para medir el riego y que el agua drenada pueda reabsorberse.