Uso del cannabis medicinal en perros

Todos los mamíferos poseen sistema endocannabinoide, que se encarga de regular funciones esenciales como el sueño, el apetito, el dolor y el estado de ánimo.

El CBD tiene una importante acción analgésica en animales, por ello se usa con éxito en perros que sufren artritis, que, debido al desgaste del cartílago que envuelve los huesos en las articulaciones, produce intensos dolores, inflamación y rigidez.

Un reciente estudio de la Universidad de Cornell, EEUU, tuvo por objetivo determinar la farmacocinética oral básica y evaluar la seguridad y eficacia analgésica de un aceite basado en CBD en perros con osteoartritis.

Luego de cuatro semanas de administrarles aceite de CBD en una dosis de 2 mg/kg de peso cada 12 horas, los investigadores encontraron una disminución significativa del dolor y un aumento de la actividad de Hudson en los perros a los que se les dio el aceite. No se encontraron efectos secundarios.

Las investigaciones continúan y en países como EEUU y Canadá el uso de marihuana con fines terapéuticos en veterinaria está regulado y cada vez son más los veterinarios que adoptan este tratamiento.

Puedes adquirir Aceite de Cannabis Puro CBD aquí.

Cómo usar Aceite de Cannabis en perros:

Interacciones. Si el perro usa fármacos para el dolor, es importante que el veterinario conozca las interacciones, aunque no se conocen fuertes efectos adversos. Existen interacciones delicadas si el perro consume anticonvulsivantes, somo el fenobarbital, pues el cannabis modifica la metobalización de esos medicamentos y puede provocar sedación u otros efectos no deseados.

Enfermedades concomitantes. Si se trata de perros con enfermedades cardíacas se requiere de mayor cuidado y seguimiento.

Dosis. Comenzar con dosis muy bajas -una gota por vía oral cada 12 horas- y aumentar solo si es necesario (hacerlo cada 4 a 7 días), cuidando de no excederse. Prestar atención a la sedación, equilibrio y agudeza mental de la mascota. Disminuir la dosis si se ven efectos secundarios: los patrones normales de comportamiento no deben verse alterados luego de recibir cannabis.

Proporciones de la dosis. Se aconseja emplear 1 ml de extracto de cannabis en 100 ml de aceite de oliva, girasol o coco. Las proporciones de THC y CBD pueden variar de 20 partes de CBD y 1 de THC (20:1) a 1 de CBD y 20 de THC (1:20).